Ignacio Copani se pone Iracundo por todas las minas que tiene

Bastante alejado del llamado Rock Argentino pero nunca en las antípodas, Ignacio Copani sorprendió al país a finales de los ochentas en programas como Badía & Cia. Amable, fachero y dueño de una voz almendrada, nos contaba acerca de la cantidad de minas que tenía (aunque acababa con su novia Manuela). Unos años antes, Los Iracundos nos contaban qué día poco copani habían tenido.

Micro #6 Duración: 1′ 52”

Anuncios

17 comentarios

  1. “si muy difícilmente la historia del rock nacional le haga un espacio” a este tipo, ¿por qué se lo hiciste vos en micropastillas?
    Aunque la cigüeña no se detuvo y cruzó el charco para abandonarte acá, tu corazón es uruguayo (y el mío también porque así le dicen al CASJ).
    Cada vez mejores los arreglos…
    Bs.Vs. M.P.M.

  2. Quizás te sientas muy original por tu descubrimiento.
    Pero habría que poner las cosas en contexto. En los años 80, el tema de los iracundos todavía seguía fresco en el inconsciente colectivo de la gente… todavía sonaba en las radios… ¿no se te ocurrió pensar que quizás la canción de ignacio fue una parodia?.
    Igualmente, similitudes entre canciones podemos encontrar siempre (aún en Charly y en Fito… ni hablar… ahora me viene a la mente “honky tonk woman” y “a rodar mi vida”… o “Eigth Days a Week” y “Llueve sobre mojado… pero, claro, el merece más que Ignacio que la historia del rock lo recuerde… seguramente haya varios que merezcan ser recordados por la historia del rock más que Ignacio ya que Ignacio nunca tuvo quilombos de drogas o escandalos en su vida privada, o porque nunca le faltó el respeto al público ni rompió una guitarra… en eso no tengo dudas: si eso es rock, Ignacio no es rock. Por más que rock.com.ar diga lo contrario. Y mejor que no lo sea nunca, no quisiera desacostumbrarme al placer que siento cada vez que voy a un recital suyo en donde conozco mucha música de cantautores increibles que él invita al escenario (como Nahuel Porcel… el ultimo disco de Mercedes tiene un tema suyo). Gracias a Ignacio conocí muy buena música, a parte de la suya, porque es una gran persona y trabaja muchisimo por nuestra cultura, mas de lo que te imaginás.
    Me encantan Charly, Fito, Spinetta, y Copani (que además de ser un compositor excelente, es una excelente persona y lo digo porque lo conozco pero no hace falta conocerlo, con ir a un recital suyo te das cuenta de todo el arte que tiene para darnos y de lo buen tipo que es. Y es un tipo coherente y luchador. Un ejemplo a seguir.).
    Si la similitud entre esas dos canciones no fue parodia, no dudo que fue coincidencia, pero nunca plagio. No viniendo de él.
    Te voy a contar algo, hace poco compuse un tema y alguien vino y me mostró uno muy similar… de Los Parchís. Y yo jamás lo había escuchado, lo juro.
    Hay 7 notas musicales nomás… pero si queres mañana escribite un post diciendo que George Harrison no merece ser recordado por la historia del rock, despues de todo perdió un juicio de plagio con su unico Hit (bastante ligth por cierto: “My Sweet Lord”… ah y su segundo hit, “Set on you”, de paso, fue un cover)… y si he de ser sincero, dudo que George haya plagiado ese tema.
    Por otro lado, y con respecto a tu tono despectivo en cuando a cual fue la primera canción con la que la pegó Ignacio, te recuerdo que en los 80 no habia lugar en la FM (que recién nacía) para canciones con cierto contenido… como no lo hay ahora. Así pasó con el primer disco de Ignacio (que tenía joyas como “Puede verme” o “Las cosas y la gente” o “Chupetines y acuarelas” pero solo transmitían la de las minas y la del alambre), el mayor exito de Charly en los 80 no era precisamente “los dinosaurios” sino “Estoy Verde” (y si recordamos el video, me quedo toda la vida con el video de Ignacio). Todos, hasta Serrat, han tenido sus “cuanta mina que tengo”.
    Me gusta tu blog y como tenés este espacio para opinar, solo quiero decirte que valoro mucho tus notas, aunque hoy me ha decepcionado el tono despectivo hacia un laburante de la música como Ignacio, el tipo más profesional que te puedas imaginar a la hora de escribir canciones y dar un show en vivo.
    Más justo hubiera sido que escucharas toda su obra antes de sacar conclusiones, porque yo el día de mañana, agarro “me gusta ese tajo” de Spinetta y despotrico contra el ignorando que también fue el compositor de tanta belleza. Y de paso comento que se parece a veintemil temas de blues. O peor, mañana agarro y digo que el autor de “twist and shout” en realidad quizo hacer la bamba o guantanamera no sé…
    Saludos…

    • Me parece que lo tomaste de modo muy personal. En ningún momento quise poner en tela de juicio a Copani como persona. Que será maravillosa tal vez, no lo sé. Parece buen tipo y sólo una vez dialogué con él en el bar El Olimpo de Rosario (donde tocó decenas de veces). Lo que él hace no me gusta. Lo escucho como algo sencillo, fácil, con un vuelo poético siempre de aires campechano, lleno de aforismos poco rebuscados, con metáforas simples, primarias; una dialéctica que casi invalida el lugar del misterio. Por momentos poéticamente inocente y en otros decidídamente un panfleto demagógo; una queja adecuada, siempre bien peinada y, para mi gusto, inverosímil. Y ni hablar de sus oportunas apariciones mediáticas como con aquella canción “Cacerolas de teflón” donde se quejaba de los cacerolazos agropecuarios. La limitación del imaginario cae de lleno sobre el que escucha. Por otra parte, no veo casual que jamás haya vuelto a enganchar al público masivo. Sin dudas Copani hubiese pretendido algo más que “Lo atamo’ con alambre” o “Cuantas minas que tengo”; es más, seguramente su médula artística hubiese podido ir más allá de eso.

      Te digo más, “Chupetines y acuarelas” es una canción preciosa. Ése disco (aún con esas dos canciones) era de una simpatía lúcida y prometedora inédita en nuestra música. Pero jamás de los jamáses eso puede ser considerado Rock Nacional. Es una locura pensar en Vox Dei, Pesado, La Máquina, Invisible, Color Humano, Aquelarre, Serú… y en Copani.

      Otra cosa: todo bien con que tengas un afecto semejante con Ignacio, pero pretender convencerme de que está a la altura de Spinetta o Charly porque todos tienen “siete notas” me parece un exceso, una pretención cósmica o, en verdad, un simple lugar común. Si sos músico sabés que esas siete notas son un universo infinito.

      Un abrazo.

  3. Que tal, Mariano. Ante todo gracias por publicar mi comentario y por la respuesta.

    Defendí a Ignacio -que tocó más veces en river que los rollings stones je- no sólo como músico sino como persona pero porque afanar una canción no es algo que una buena persona haga, y vos sugeriste que él hizo eso…

    Cuando escucho canciones como “Almitas Rodantes” (hermosa no sólo en la letra y con un desenlace armónico que cuando la escuché por primera vez se me puso la piel de gallina) siento que menospreciarlo es injusto.

    A lo mejor la dificultad de colocarlo en una lista se encuentre en que estamos hablando de un tipo que de tan original es dificil encasillarlo en un género… pero tengo 25 años nomás y me emociono cuando voy a sus recitales y veo mucha gente de mi edad y el canta algun fragmento de “you never give me your money”… (creo que sus letras dicen cosas positivas y aunque lo positivo le cae bien a las “señoras” como decías en el podcast, te sorprenderías si fueras hoy a un recital suyo al ver toda la juventud que convoca en cada función).

    Si le damos una oída desprejuiciada a sus ultimos discos encontraremos sorpresas interesantes. También si escuchamos algunos discos viejos posteriores a los primeros, como “Contragolpe” (uno de mis preferidos)… encontraremos perlitas como “El Fantasma”, una canción con una poesía y arreglos estremecedores, y que bien podría haber sido escrita por Fito, por ejemplo.

    Y el primer disco tiene un mérito tremendo: el de haber sido hecho de manera independiente y con muy pocos recursos (él me ha comentado que las baterías midi que tenían no eran sensitivas, y tenían que darle la intensidad a cada golpe moviendo la perillita de la consola, con mucha paciencia)… hoy escuchamos ese disco y suena bien. Escuchamos cualquier disco de toda su carrera y suena bien, algo que no podemos decir de Calamaro, o Charly, por ejemplo (sí de Fito). Que todos los discos que grabaste durante toda tu vida suenen bien es un detalle que denota muchisimo profesionalismo a la hora de grabar… entonces, lo defiendo: como persona, como compositor, como productor y como artista en vivo, porque nunca me ha decepcionado en ninguno de esos aspectos.

    El tema de “Cacerola de Teflon”: en ningun momento la letra menciona al campo. La noche del cacerolazo en el obelisco, Ignacio prendió la tele y vio a la Pando con los carteles de “volvé videla”, se enojó mucho y escribió esa canción esa misma noche. De eso se queja esa letra. Nadie se molestó en analizarla más alla de los subtitulos de los noticieros.

    Lo de las 7 notas lo dije porque hay millones de canciones parecidas entre sí. Como te decía, A rodar mi vida es identica al de los stones que te comentaba y fue un hitazo de Fito ¿realmente pensás que fito la afanó? ¿que necesitaba hacer eso?. Yo no creo tampoco que Ignacio haya necesitado plagiar a nadie.

    Las coincidencias existen: es verdad que las canciones que mostrás son parecidas, pero no son idénticas (por lo general cuando existe un plagio el autor mete una demanda al toque, más cuando ese plagio tuvo mucho exito, y me han comentado que cuando salió la de las minas, uno de los autores de la canción de los iracundos estaba vivo y no entabló ninguna demanda. Por otro lado, si escuchamos los dos temas enteros, veremos que, como dije recién, no son identicos.

    No sé, yo sinceramente no creo que haya sido un plagio, y lo tomé de manera media “iracunda” el asunto porque lo presentaste como plagio y menospreciaste mucho a un artista que puede no gustarte lo que hace, pero creo nos guste o no, su aporte a la cultura argentina es dignísimo.

    Yo no sé que significa hacer rock nacional, si es que el rock es un género (ya que ignacio a lo largo de toda su carrera ha grabado rock, blues, tango, etc), sólo creo que es un gran músico, original, sabio, y que, quizás, por las cosas que te decía en mi comentario anterior, no podamos colocarlo junto a los pilares del rock, pero yo guardo sus discos junto a los de Victor Jara, Pablo Milanes, Aute, Silvio Rodriguez, Serrat, Alberto Cortéz, Nahuel Porcel, Victor Heredia, Jep Cardona, León… no sé si Ignacio es parte del Rock Nacional o si alguna vez quiso serlo. Pero “José Mercado” bien podría haber sido escrita por el, no?

    Hay canciones de él cuya hermosura de su poesía es indiscutible, ahora pienso en “Así, Así…” que no tengan la difusión que se merecen es otra historia. Es más, esa canción, escrita hace muchisimos años, la escuchás hoy y conserva absoluta vigencia.

    Aún la aparente simplicidad de su poesia -no menos terrenal que la de Dicépolo – podría analizarse con profundidad y hacernos caer en la cuenta que “amo tu pelo marrón” es una de las frases más originales que se hayan escrito jamás, por poner un ejemplo.

    Y a veces, te soy sincero, me siento y trato de sacar algunos temas suyos y estoy horas buscando el maldito acorde que me lleva al cambio de tonalidad inesperado, etc… me es más facil aprenderme una canción de Charly (Aún Eiti Leda, o Los Dinosaurios) que algunas de Ignacio que la verdad son un despelote…

    Ignacio escribió algunos hits cuando recién arrancaba, para no caer en el facilismo de tocar covers en busca de las palmas, porque las discográficas se lo pedían, etc. Aún Sui Generis fue criticado en su momento por componer música “para las chicas de 15”. Intituciones en su momento no fue comprendido. Serú tampoco. Quizás dentro de muchos años el valor cultural de Ignacio sea comprendido por aquellos que piensan como vos (más allá de que hoy somos muchisimos los que pensamos de otra forma acerca de su obra: es dificil, en el camino de la independencia, que se sepan datos ciertos datos como la cantidad de público que va a ver a copani durante un año en Argentina, la cantidad de público que lo sigue en Uruguay, España e Italia o los discos de oro, platino, etc. que debió ganar según las ventas de sus ultimos discos…).

    Y con respecto a que me lo tomé de manera personal… es verdad. Lo admito y sé que esto no tiene que ver con el tema puntualmente, pero cada tanto veo a alguien menospreciar a Ignacio y yo tengo un estudio de grabación y he laburado con muchos “grosos” de los que te gustan (y que a mi también me gustan) y me di cuenta que el más profesional de todos hasta el momento fue Ignacio, he visto trabajar a varios que son considerados íconos de vaya uno a saber qué, cometiendo errores imperdonables en estudio y realizando trucos que eran unas truchadas tremendas… y nunca me pasó eso con Ignacio. Es más, en estudio, es el único del que aprendí cosas. Creo que si hay alguien que no le roba a la gente, ese es Ignacio. Así que no creo que haya afanado canciones !!!

    Pienso que lejos esta Ignacio del facilismo… si el quisiera tener más exito, apoyaría al campo para tocar en todos los festivales que hacen por año, y escribiría canciones que hablen de cosas que los medios se presten a difundir más…

    Cuando fue el primer acto del 25 de mayo, fueron a la plaza todos, desde piñón fijo a charly garcía. Cuando fue el segundo, solo Copani y Fontova. Eso habla de coherencia: el pensaba una cosa y siguio pensando lo mismo y actuó en consecuencia, sin medir el perjuicio que le generaría en cuanto a difusión y la disminución de su ambito de trabajo (hay lugares donde hoy no es bienvenido).

    Dificilmente hoy Ignacio cante “lo atamo con alambre” o la de las minas en vivo, salvo que alguien la pida, porque respeta mucho al público, pero a veces hasta sugiere que en lo posible no se las pidan. El juglar, Angel del pasado, Padre, etc. son los pilares de su creatividad y puede no gustarte, pero para mi el facilismo es otra cosa… Airbag es considerado rock nacional y dentro de 20 años nadie los recordará. Ignacio lleva más de 20 años de trayectoria y sigue llenando cada lugar en donde toca, sin excepción (y te habla alguien que lo ha seguido bastante).

    Por cierto, Charly García también tocaba en el programa de Badía (que si no me equivocó fue el primer groso que confió en el talento de Ignacio). Y no me parece mal !!! Cualquiera que haya tocado en Badia debe haber sentido lo que los Beatles al tocar para Ed Sullivan.

    Saludos !!!

    • Comparto ciento por ciento lo expresado por Charlie Martínez. Él resumió en esas líneas la grandeza de un ARTISTA (en mayúsculas) que no merece ser ensuciado tildándolo de ladrón. Muchas gracias

      • A ver, para sintetizar mi posición: la canción de Copani no me parece ni tan abiertamente una copia para ser robada ni tan sutilmente parecida para ser un homenaje. Podrá ser una casualidad… tal vez. Por otra parte, en ningún momento digo que Copani la robó. Ahí están las dos canciones. Y se parecen mucho tanto en la melodía como en la intención de “reseña de jornadas” complicadas. Tienen muchos elementos en común.

  4. 1) En los tags figuran las palabras “plagio” y “robo”
    2) La forma en la que fue redactado tu texto y la locución dan a entender eso y de eso lo defendemos.
    Saludos!

    • Los tags son palabras sueltas que podrían direccionar a un potencial visitante desde su búsqueda en Google. No forman parte post; se usan con la única finalidad de direccionar a partir de los posibles términos de búsquedas de un visitante pero no expresan 100% la intención de la entrada. Y el artículo me parece que sugiere un cercanía sospechosa entre las canciones. Sospecha que, como dije antes, sigue despertándome.

      Saludos.

  5. Mas alla dela vasta discusión creo que se choreó el tema Nacho, mas allá de que a mi me gustan cosas de su obra.

    Quiero mas post. Sabes que Mariano? Deberias hacer un libro … o un programa de radio con Cafferra. Seria muy bueno. Saludos

    • Naaaaaaaah. Y no hago más porque, la verdad, no tengo tiempo y cada micro requiere una post producción de audio cuidada. Bah, simpática. ¿Radio con Caferra? Jajaja! Robert, a mi no se me ocurrió! Abrazo Matias, gracias por pasar y por la onda.

  6. Hola. Soy mexicano y escribo desde México.

    He leído los comentarios respecto de la obra de Ignacio y el “plagio” que se menciona de la canción de Los Iracundos (canción que, desafortunadamente, desconozco).

    Después de leer las opiniones, tal vez haya poco que agregar… Suscribo, por cierto, a Charly Martínez. Sin embargo, me gustaría hacer un par de comentarios.

    1. Conocí a Copani hace pocos años, a través de una canción titulada “Maldito Serrat”… En opinión de muchos (me incluyo), es la mejor “canción homenaje” que se haya escrito hacia Serrat (y, de lo que conozco de canciones “homenaje”, una de las mejores escritas en castellano). Esta obra es sensacional en varios sentidos y, por sí sola, valdría como ejemplo de la poesía de Ignacio. Sin embargo, gracias a esta canción, descubrí la obra de Copani (hoy tengo la fortuna de contar con casi la totalidad de la obra de Ignacio) y me parece que está mucho más ligado a los cantautores como el mismo Serrat, Aute, Serrano, Cortéz, Andión, Víctor Manuel, Sabina, que a otros nombres que han catalogado como “rockeros”… Esto es una apreciación sin juicio de valor. Sencillamente, intentando ubicar a Ignacio y a su obra, dentro de un “rubro”… Y, aunque seguramente es el cantautor que más tarde conocí, su obra me parece redonda, poética, original, musicalmente variada y, ante todo, dirigida al ser humano… Más allá de la ideología (que se puede o no coincidir con ella), la obra de Ignacio tiene una frescura y una sencillez (y este último término lo menciono como virtud) que le hace grande. Me gusta Copani (sin “cholulismos”) y me parece uno de los mejores cantautores en lengua española. Me gusta la temática de sus obras pero, ante todo, me gusta que el ser humano (en diferentes facetas) es el personaje de las mismas.

    2. Respecto del “plagio”, sólo mencionar que existen en las obras artísticas, similitudes que, en ocasiones surgen de la casualidad, en otras del homenaje y, en muchas más, de la “inspiración” (entendida esta como origen o base de una nueva obra). Serrat, por ejemplo, ha basado muchas de sus canciones en obras maestras de artistas como los Beatles, Jacques Brel o Charles Aznavour y, en ninguna de ellas, ha hecho una obra menor… Por el contrario, ha sido una obra “inspirada” que surge como nueva obra maestra… Y esto no le resta (ni le agrega, por supuesto) valor a la nueva canción. Sencillamente es un hecho y la obra nueva será buena o mala, independientemente de si es inspirada o no…

    Seguramente aporto muy poco a esta charla… Pero tengo una deuda grande con Copani porque me he sentido inspirador (como ser humano) de muchas de sus canciones… Habrá que preguntarle a él si se inspiró o no en la canción de Los Iracundos… Pero, independientemente, su obra me seguirá pareciendo poética y genial.

    Un abrazo para todos desde México.

    Javier Ramírez Amaro

  7. Más allá de la extensa polémica que se generó sobre este post, y más allá de mi poco conocimiento de la obra de Copani y de su persona, ambas canciones son muy similares, y solo difieren en la letra porque en música y melodía son bastante parecidas. No pongo en duda la bondad de Copani como persona, ni su honestidad, la verdad no lo conozco. Pero si escuchamos objetivamente los dos temas… te deja pensando. No sé si habrá copiado intencionalmente la canción o parte de ella, lo que sí se evidencia es una clara “inspiración” en Los Iracundos. Y digo “inspiración”, entre comillas, porque no queda claro si fue sólo eso, o si hay algo más detrás de esta pieza musical.
    No creo que el post le falte el respeto a Copani, y todos coincidimos en que es un artista, nos guste su música o no. Según mi entendimiento, el post intenta comparar dos canciones muy similares entre sí y, dada las fechas en que fueron lanzados, pone en duda la 2°, de Copani, por lógica.

    Yo también soy seguidora y “fanática” de muchos artistas, cantantes, músicos, etc, no de Copani, y entiendo las defensas que hacen sus fanáticos, pero hay cosas que son para ser tomadas con humor, y objetivamente. En ningún momento, de lo que escuché posteado, se ataca a Copani como artista, nada más se pone en duda una sola canción. Y quizás sea una coincidencia el parecido, o quizás no. Yo me reí mientras lo escuchaba, porque es evidente el parecido.

    Muy interesante el post! y la polémica extensa! Beso.

  8. BarbieLi: Sería bueno escuchar las dos canciones enteras y ahí sí decidir… aquí hemos escuchado partes que tienen un cierto parecido, aunque si las colocamos en un pentagrama te puedo asegurar que son bien distintas. Y si escuchamos los estribillos… no tienen nada que ver… Por fragmentos, podemos encontrar similitudes en muchisimas canciones.

    Javier: Aunque no creo que haya sido el caso, es verdad lo que comentás acerca de inspirarse en otras obras. Lo han hecho Simon & Garfunken, también Procol Harum. Y ahora no recuerdo como se llamaba el asunto pero cuando estudiaba música recuerdo haber analizado a ciertos autores clásicos que componían de esa forma en la antiguedad.

    Mariano: entiendo lo que decis de los tags… y siguiendo esa lógica, alguien que busque “robo” y “plagio” en google va a encontrar tu post… aunque esté buscando otra cosa, seguramente… por otro lado, adhiero al comentario acerca de tus ediciones: son maravillosas. Laburo en un programa de radio y mi coconductor y yo te admiramos en cuanto a lo técnico, lo de bandas chantas arañan la nada ya lo habíamos comentado el año pasado en nuestro programa (aunque no creo que hayamos sido tu fuente, por eso no vamos a salir a decir que plagiaste nuestra observación) pero nos encantó la anécdota sobre tango 4 (algo que habiamos estado buscando y sólo lo encontramos aquí). Eso no quita que esta vez me haya sentido decepcionado en cuanto a la arbitrariedad con la que manejaste el asunto de la canción de copani (quizás si hubieras hecho un post de varias canciones parecidas de varios autores entre sí, yo ni saltaba, pero elegiste a Ignacio y de paso dejaste en claro que “dificilmente la historia del rock le haga un lugar entre sus héroes”… pero bueno, el aire es libre, respeto tu opinión aunque no la comparto (y bueno, por eso escribí tanto al respecto, claro). Saludos.

  9. Qué lástima que se difame a un artísta genial como Copani, cuyo versos son la envidia misma de Baudelaire, Alberti, Borges, Rubén Darío, Benedetti y, sobre todo, el Che Guevara:

    “No me calienta si el gobierno me clavó,
    si el teléfono aumentó….
    si borraron la frontera.
    No me calienta que te largues a llorar, mi amor,
    y aunque te pongas la ropita más sensual, me voy
    Me voy a ver a los borrachos del tablón,
    a gritar dale campeón y a morir por la bandera.”

    maravilloso.

  10. A Rodrigo:

    Para crear hace falta construir,

    para construir hace falta trabajo,
    para el trabajo se debe adquirir
    conocimiento, que te haga subir, empezando de abajo.

    Mucho más fácil será destruir,
    de un solo golpe, de un tiro o de un tajo…
    La mejor cena se puede pudrir de un solo escupitajo.

    Para pasear por un bello jardín
    primero hay que saber diseñarlo,
    hay que plantar y sembrar y nutrir,
    desmalezar y regarlo y al fin, esperar varios años.

    Mucho más fácil sería esgrimir,
    una guadaña para mutilarlo.
    Más sencillo que armar la raíz, es cortar y hacer daño.

    Para alcanzar tu moneda,
    entre piedras y penas debés pedalear…
    Un solo palo en la rueda te frena
    y te puede hacer revolcar.

    Qué dificil juntar los pedazos de cada fracaso y de nuevo volver a intentar.
    Mucho más fácil es a otro culpar y cruzarse de brazos.

    Para inventar una pieza eficaz,
    un instrumento de tecnología,
    generaciones debieron pasar,
    por los salones de las facultades de ingeniería.

    Mucho más fácil es no ir a estudiar
    y escabulléndose por los pasillos,
    buscar la pieza, robarla y romperla empuñando un martillo.

    Para escribir una simple canción,
    no sólo empeño y oficio se emplea,
    hay que embarrarse con la inspiración,
    hay que mirarse por dentro y no hacer lo que todos desean.

    Mucho más cómoda es la posición
    de dar la crítica sorda y pedante,
    despedazando con rabia y rencor al autor y al cantante.

    Sólo mi historia me obliga, Usted no me diga qué frase hay que usar…
    Haga su cuadro y elija el color de la tinta que quiera mezclar.

    Pero nunca se arrogue el derecho de andar por mi techo espiándome la libertad,
    que ni una coma le voy a cambiar ni a lo dicho ni al hecho.
    Y hasta el final del olvido, maltrecho, diré mi verdad.

    (Ignacio Copani, 2008. Construìr o destruir).

  11. ah, si si, poesía pura… ¿la hizo juntando sobrecitos de azucar? Charlie, amiiigo te falta mucho recorrido por la poesía y la música para arrogarte la bandera del artista jugado con una poesía que se escribió 900 veces en la historia de la humanidad.

    todo lo que escribe copani, como dijo alguien, es chato. será cierto lo que dice, pero es como pensar que porque digo “el cielo es celeste” estoy escribiendo poesía. Esto ya se vio, muchacho.

    Me borro de esta discusión. Nos vemos en 30 años.

  12. Charlie: Escuché las 2 canciones enteras y me parecen iguales. ¿Qué hago? :S

    Comparar a Copani con Charly y Spinetta… hay un límite che.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: